The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
Tensiones sobre cuestión gay llegan al púlpito dominical

By Giovanni Figueredo
8/3/2003
[Episcopal News Service] 

Miles de personas asistieron este domingo a la Santa Eucaristía en el Centro de Convenciones de Minneapolis en la cual el predicador de orden, el Reverendísimo Josiah Idowu-Fearon, Arzobispo de Kaduna (Nigeria) hizo un llamado a la unidad dentro de a Comunión Anglicana, en momentos en los que la organización que arropa a mas de 70 millones de anglicanos en todo el planeta experimenta tensiones a raíz de la diversidad de interpretaciones existentes en sus provincias sobre el tema de la sexualidad humana.

La liturgia se inició con varias ofrendas musicales por parte del coro de la Diócesis de Minnesota, y la Eden Prairie Community Band y otras agrupaciones provenientes de todo el estado de Minnesota, para dar paso a la procesión de entrada con 200 obispos y más de 400 sacerdotes mientras miembros del coro de campanillas tañían sin cesar.

El Obispo Presidente, Frank Griswold dio inicio a la liturgia en español, tal vez para reflejar la importancia creciente de la presencia hispana en ECUSA y el espíritu de la diversidad anglicana, lo mismo se reflejó en los folletos distribuidos a los asistentes, los cuales contenían los textos litúrgicos en ingles y español.

Durante la liturgia, se pudieron oír respuestas no sólo en inglés, sino también en español, francés y otros idiomas.

El primado nigeriano basó su homilía en la Epístola a los Efesios, capítulo 4 versículos 17 al 25.

“Somos la nueva sociedad que Dios esta creando. Un pueblo reconciliado, de cada color y cultura, la única familia de Dios,” dijo Fearon al inicio de su homilía de 20 minutos. “Cuando los Estados Unidos estornuda el resto del mundo agarra un catarro,” dijo en clara alusión a los efectos que las decisiones tomadas en la convención podrían traer en el resto de la Comunión Anglicana.

Aquellos que esperaban un sermón incendiario contra ECUSA tuvieron que conformarse con los mensajes solapados y hábilmente disfrazados en versos de la epístola de San Pablo tales como los versículos 18 y 19: “A causa de la ignorancia que los domina y por la dureza de su corazón, éstos tienen oscurecido el entendimiento y están alejados de la vida que proviene de Dios. Han perdido toda vergüenza, se han entregado a la inmoralidad, y no se sacian de cometer toda clase de actos indecentes”.

Fearon continuó con su sutil llamado a repensar las decisiones que se tomarán en la convención. “No es posible cambiar el corazón, pero es posible cambiar el comportamiento. Cambiar la forma en que nos vestimos y nuestras actitudes es esencial para convertirnos en cristianos. Estamos equivocados si pensamos que todo el trabajo (de conversión) pertenece a Dios. Ustedes se convertirán en lo que ustedes se comporten,” advirtió.

La homilía produjo reacciones encontradas entre asistentes de habla hispana.

El Reverendísimo Francisco Duque Gómez, Obispo de la Diócesis de Colombia interpretó el sermón como un llamado a encontrar un lugar de comprensión en medio de las diferencias. “Fue una invitación a la unidad de Cristo. Creo que en la iglesia debe haber respeto por las mayorías y debemos permanecer más unidos que nunca, ahora que la iglesia atraviesa momentos difíciles,” dijo el prelado colombiano.

Gómez explicó que la tensión que afecta a ECUSA es difícil de ser interpretada en sus diócesis dado que para los colombianos se trata de una situación que ocurre en un contexto cultural diferente al de su país. “No estamos preparados psicológicamente para abordar ese tema, sabemos que el tema (de la sexualidad humana) esta ahí, pero no estamos preparados psicológicamente para abordarlo, no sabemos o queremos discutirlo. Aquí (la homosexualidad) se ve como algo normal, pero para nosotros, para nosotros en América Latina el tema es un tabú, no es que no exista, pero por nuestro contexto cultural no lo tratamos ni lo discutimos”.

Por su parte, el Obispo Orlando Guerrero, de la Diócesis de Venezuela manifestó la homilía estuvo centrada en el tema principal de la convención: la reconciliación del pueblo de Dios. “Como yo lo veo, fue un mensaje que pide que nos aceptemos los unos a los otros. Aceptarnos tal cual como somos, negros, blancos, o indonesios, tenemos que reconciliarnos todos, tanto fuera como dentro de la Iglesia, enfrentarnos a nuestras diferencias y ver como hacemos para vivir todos juntos”.

La voz disidente vino del Reverendo Jorge Gutiérrez, diputado por la Diócesis de Rochester, quien se mostró decepcionado por el “mensaje subliminal” del prelado nigeriano.  “La verdad es que me dejó muy desconsolado. La homilía fue un poco sensible, el mensaje fue advertirnos y quizás amenazarnos a que no instituyamos ningún cambio que altere el resto de la Iglesia. El mensaje fue decirnos que tenemos que mantener la boca cerrada en un momento cuando la Iglesia puede tener una voz profética. Tal vez debamos cubrirnos la boca cada vez que estornudamos para que otros no agarren el catarro, pero eso no significa que no debamos estornudar,” dijo Gutiérrez.

El presbítero manifestó su preocupación porque la homilía pueda tener algún efecto en la manera que se votará en los siguientes días de la convención. “Temo que su mensaje interfiera con el espíritu reinante de hacer de la Iglesia un lugar inclusivo.”