The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
El Embajador Danforth desafía a la Iglesia a responder al llamado a la reconciliación

por Matthew Davies
6/17/2006
[Episcopal News Service]  El Rev. John Danforth, un presbítero episcopal, ex-embajador ante las Naciones Unidas y ex-senador por el estado de Missouri, desafió a la Iglesia Episcopal a responder al sublime llamado de la reconciliación.

Más de 500 personas asistieron al foro titulado "Encaminados hacia un mundo reconciliado", auspiciado por el Obispo Primado Rvmo. Frank T. Griswold, en el Centro de Convenciones de Columbus, Ohio, el 15 de junio a las 8 p.m.

Durante el evento, que fue parte del programa de la 75a Convención General de la Iglesia Episcopal, el Obispo Griswold manifestó que en primer lugar Dios se preocupa por el bienestar del mundo y no por el bienestar de la iglesia.

El Rev. Danforth dijo que el centro de la política de los Estados Unidos ha sido socavado, porque “el consenso ha sido desarticulado, pues las personas más activas y más elocuentes son extremistas de sus propios partidos políticos”.

Danforth, que asistió a la Convención General por primera vez, presentó la perspectiva de un visitante, haciendo notar que prácticamente toda la atención que el público ha puesto en la Convención ha sido sobre el tema de la sexualidad.

“Yo no quiero simplificar las cosas… simplemente quiero hacer una pregunta fundamental: ¿el mensaje de la Iglesia Episcopal está centralizado en la sexualidad? Creo que tenemos un llamado más sublime, un mensaje más importante: hemos sido llamados al ministerio de la reconciliación”.

Luego Danforth afirmó que la Iglesia Episcopal siempre ha representado un compromiso pues,

… “toda clase de personas se acerca al altar… y cada uno tiene un punto de vista diferente. Si Dios nos llama al ministerio de la reconciliación, la forma en que ustedes se comporten en esta Convención General es muy importante, pues puede obstaculizar la forma en que nuestra iglesia es percibida en un mundo tan dividido. Una iglesia divida es digna de lástima. Si no podemos compartir la paz entre nosotros, será muy difícil poder explicar al mundo cómo podemos ser instrumentos de paz. Les ruego que busquen una forma de mantenerse unidos y considerar los temas bajo la luz de este llamado excelso".

Griswold distinguió a Danforth otorgándole el Premio del Obispo Presidente a la fe y al servicio público.
 
La Dra. Jenny Plane Te Paa, decana del Seminario Teológico Anglicano de Auckland, Nueva Zelanda urgió a la Iglesia Episcopal a crear un espacio benigno y generoso en el cual es posible "dedicarse al diálogo” e hizo notar “que la mejor forma en que la obra reconciliadora de Dios se hace realidad es cuando los seres humanos se encuentran se hacen disponibles, están abiertos y se hacen vulnerables”.

Malaika Kamunanwire, directora de comunicaciones del Fondo Episcopal de Beneficencia y Desarrollo (ERD) habló sobre la respuesta de la iglesia para “sanar los quebrantos causados por las catástrofes, enfermedades, hambrunas y pobreza."
 
Alex Baumgarten, analista de política internacional de la Oficina de Relaciones Gubernamentales de la Iglesia Episcopal, habló sobre la tarea de abogar por las necesidades de otros como una de las herramientas de la reconciliación.

“El mundo tiene los conocimientos, los recurso y las estrategias necesarias para erradicar completamente la pobreza. Sólo carece de la voluntad política", dijo Baumgarten refiriéndose a las Metas del Desarrollo del Milenio que "reconocen los problemas de la humanidad".

El tema de la charla del Obispo de Massachussets, Rvmo. Thomas Shaw, SSJE, fue “Descubrir el corazón de Dios”, y describió el testimonio de la Comunión Anglicana y “la realidad de que nadie está solo. Nadie está aislado en este don maravilloso de Dios que es la iglesia universal".

El Obispo Shaw hizo recordar al foro que los millones de anglicanos de todas partes del mundo “que diariamente encarnan el corazón de Dios sirviéndose e inspirándose unos a otros."

La música durante la reunión fue provista por Isaac Everett, Stephen Hoevertz y Miles Kennedy.