The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
La reducción de la pobreza y el proceso de escucha multicultural son parte central de las últimas sesiones del ACC-13

ENS 062805-2
6/28/2005
[Episcopal News Service] 

por Bob Williams
traducido por Thomas Mansella

Martes, 28 de junio de 2005

Reconociendo que la pobreza y los estragos del medio ambiente deben ser erradicados y aprobando unánimemente continuar con un proceso multicultural para "escucharse mutuamente" sobre los temas de la sexualidad humana, el Consejo Consultivo Anglicano finalizó sus 10 días de reuniones trienales dedicadas a promover la misión de la Iglesia Anglicana.

Con vista a la próxima reunión cumbre "G-8" a llevarse a cabo del 6 al 8 de julio, los miembros del Consejo aprobaron una moción solicitando al Arzobispo de Cantórbery Dr. Rowan Williams que les haga recordar a los líderes del G-8 sobre "su responsabilidad sobre la erradicación de la pobreza" en un mundo donde millones de personas deben luchar contra los estragos del hambre y las enfermedades, especialmente el VIH/SIDA y la malaria. "Las naciones ricas estarán considerando cuáles migajas estarán cayendo de su mesa para aliviar las necesidades del mundo", dijo Williams en su sermón del 26 de junio que, además, incluía comentarios sobre la reunión del G-8 a realizarse en Escocia. "En un mundo donde es necesario esta clase de reuniones, se necesita tener testimonio de solidaridad.

"Necesitamos hacerles recordar a estos líderes que aquellos que se mueren de hambre y sufren indecibles conflictos y carencias son, junto con nosotros, parte de una sola humanidad amada por Dios", dijo Williams.

Anteriormente Arzobispo de Gales, el Dr. Williams está sirviendo desde 2003 como el 104° Arzobispo de Cantórbery quien, desde los tiempos de San Agustín, ha formado parte de una sucesión a lo largo de 1049 años. El Arzobispo de Cantórbery es el líder espiritual de los 77 millones de anglicanos que hay en el mundo.

Preocupaciones globales

Las diferentes crisis mundiales estuvieron presentes en las resoluciones consideradas por el Consejo. Una resolución aprobada reconoció el sufrimiento de israelíes y palestinos y pidió una evaluación de las inversiones en Israel durante los conflictos presentes con los palestinos. Por cuanto las negociaciones continúan evitando una guerra nuclear, el Consejo también aprobó una moción recomendando la reunificación de Corea. Además, reconoció que, debido a la guerra civil en el Congo se ha producido "una grave crisis social" que ha creado la necesidad de auxilio de emergencia.

En otra resolución, el Consejo aprobó solicitar al gobierno de Zimbabwe que ponga fin a una política de destrucción de viviendas para cientos de miles de personas y apoyó el esmero de la Iglesia de Inglaterra en solicitar al Reino Unido que reconsidere su práctica de repatriar a refugiados a Zimbabwe.

Por otra parte, se aprobó una resolución reconociendo que "el cambio climático es real y que estamos contribuyendo a devastar la creación". [El texto completo de las resoluciones se publicará próximamente en www.anglicancommunion.org; otros artículos publicados en inglés y español por ENS están en Internet en www.episcopalchurch.org]

Se animó a los miembros del Consejo a continuar el trabajo en pro de los Objetivos del Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas destinados a reducir a la mitad los niveles de pobreza durante los próximos 20 años "relegando la pobreza al pasado", un tema que fue destacado por Hilary Benn, Miembro del Parlamento Británico, durante su presentación del 22 de junio ante el Consejo.

"Somos una comunión viva"

Los estudios diarios sobre el Libro de los Hechos de los Apóstoles reunió a los miembros del Consejo Consultivo Anglicano en un análisis de las experiencias de la iglesia primitiva: la fiesta multilingüe de Pentecostés, el martirio de San Esteban y la lucha para lograr la unidad entre judíos y gentiles en medio de diferentes prácticas culturales incluyendo, entre ellas, la circuncisión dentro del contexto de los primeros siglos de la iglesia.

Repasando los temas del Libro de los Hechos, el Revmo. Tom Wright, Obispo de Durham concluyó la sesión del 28 de junio llamando a la iglesia a cumplir una tarea "misionera y evangelística que sea integral... debemos ser valientes", dijo Wright.

Al cierre de la reunión, y antes de un acto litúrgico con oraciones que reafirmaban el carácter de los cristianos como "sal de la tierra y luz del mundo", el Arzobispo de Cantórbery dijo: "Yo considero a cada uno de ustedes como un valioso don".

Los miembros del ACC se reunieron en la Universidad de Nottingham bajo el lema "Somos una comunión viva". El Consejo es el principal cuerpo consultivo de la Comunión Anglicana y uno de sus cuatro "instrumentos de unidad".

La reunión fue la 13a asamblea trienal también adoptó una medida adoptando la designación de "instrumentos de unidad" en lugar de "instrumentos de comunión" que había sido usada anteriormente. Los otros "instrumentos" son: el Arzobispo de Cantórbery, la Conferencia de Obispos en Lambeth y la Reunión de los Primados.

Los miembros del Consejo, que superan los 70, son electos o nombrados por las 38 provincias interdependientes pero autónomas que abarcan 164 naciones y forman la Comunión Anglicana.

Los representantes de la Iglesia Episcopal y la Iglesia Anglicana del Canadá asistieron a las reuniones en carácter de observadores. Ambas provincias decidieron retirar voluntariamente su participación oficial de acuerdo con lo que les fuera solicitado por los Primados Anglicanos (o arzobispos principales) durante su reunión de febrero de 2005 con el fin de abrir un espacio para la consideración de temas de la sexualidad humana.

El 21 de junio y por invitación del Consejo, la Iglesia Episcopal y la Iglesia Anglicana del Canadá hicieron presentaciones describiendo cómo fue posible, en medio de los diferentes puntos de vista dentro de las dos provincias, que la Iglesia Episcopal eligiera en 2003 a un obispo que convive con una persona del mismo sexo y que la Diócesis de New Westminster (Canadá) siguiera adelante proveyendo bendiciones litúrgicas para esta clase de uniones. [Informes detallados en ingles y español se encuentran en www.episcopalchurch.org]

Respuesta al Informe de Windsor

La Iglesia Episcopal presentó una serie de artículos teológicos en forma de una publicación de 130 páginas entregada a cada uno de los miembros del Consejo. La presentación enfatizó el fundamento bíblico de los estudios hechos durante los últimos 40 años sobre las relaciones afectivas entre personas del mismo sexo, en respuesta al pedido de la Comunión Anglicana (Informe de Windsor, párrafo 135)

Intitulado "Hemos puesto nuestra esperanza en Cristo", esta serie de artículos bosquejan argumentos en una forma positiva que responde a la invitación del Informe de Windsor, párrafo 135 que decía: "En particular solicitamos un aporte de la Iglesia Episcopal (EE UU) que basándose en las fuentes de autoridad que como anglicanos hemos recibido en las escrituras, la tradición apostólica y en un razonada reflexión explique cómo un persona que convive con otra persona del mismo sexo podría ser elegible para dirigir el rebaño de Cristo."

Otras provincias, algunas oponiéndose y otras favoreciendo las acciones de la Iglesia Episcopal y la Iglesia Anglicana del Canadá, ofrecieron sus propias perspectivas en una sesión posterior. Las provincias del Sudeste Asiático, Kenia y del Cono Sur de América expresaron la oposición más fuerte, manifestando que, después que en los Estados Unidos se eligió a un obispo homosexual, su clero y su pueblo había sido criticado públicamente. Otras provincias, entre ellas la de Uganda, expresaron su desacuerdo por medio de informes escritos.

Aproximadamente dos tercios de las presentaciones expresaban que aunque las diferentes provincias no están de acuerdo sobre los temas de la sexualidad humana, el diálogo continúa con toda dedicación.

Durante conversaciones informales se notó que los patrones de aprobación o desaprobación sobre temas de la sexualidad humana generalmente están alineados con los puntos de vista de dos sociedades misioneras británicas (Sociedad Unida para la Propagación del Evangelio, USPG, y la Sociedad Misionera de la Iglesia, CMS) que dentro los diferentes contextos coloniales del siglo XVIII se dedicaron a la evangelización.

Varias provincias citaron la declaración de la Conferencia de Lambeth 1.10 que declaraba que la "homosexualidad era incompatible con la Escritura". Aunque las resoluciones de la Conferencia de obispos en Lambeth que se celebra cada 10 años reciben consideración entre las provincias anglicanas, se entiende que las mismas son, precisamente, recomendaciones que, dentro del contexto anglicano, no son obligatorias.

También visitaron la reunión del ACC aproximadamente 20 anglicanos norteamericanos y británicos, algunos que se oponían y otros que favorecían la bendición de la unión de personas del mismo sexo y la ordenación de las personas que públicamente viven en esta clase de relaciones.

"Aunque ciertos actos de la Iglesia Episcopal les han perturbado profundamente, no hemos venido a discutir", dijo el Rvmo. Frank T. Griswold, Primado de la Iglesia Episcopal durante la presentación hecha el 21 de junio. Junto con Griswold se presentaron 6 panelistas contándose entre ellos un obispo que no dio su consentimiento en 2003 a la elección del obispo de New Hampshire.

"Quiero dejar en claro que en la Iglesia Episcopal todavía no hemos alcanzado un acuerdo", agregó Griswold, "pero deseamos ser fieles a la Escritura. Espero que en la tradición clásica del anglicanismo, estaremos unidos en el amor de Cristo y serviremos al mundo en el nombre de Cristo."

Al cierre de las sesiones, el Consejo aprobó una moción que expresaba "su aprecio" por las respuestas hechas por la Iglesia Episcopal y la Iglesia del Canadá.

Informes recibidos

El Consejo Consultivo Anglicano también recibió informes detallados sobre diálogos ecuménicos e interreligiosos, las iniciativas de organismos anglicanos y los programas dirigidos por la oficina del Observador Anglicano ante las Naciones Unidas, la arcediana samoana Taimalelagi Fagamalama Tuatagaloa-Matalavavea.

El Consejo adoptó un presupuesto anual de unos 3 millones de dólares (1,6 millones de libras esterlinas) y aprobó con una clara mayoría la inclusión de los Primados Anglicanos como miembros ex-oficio del ACC.

Las sesiones fueron presididas por el Rvmo. John Paterson, Obispo de Auckland, Nueva Zelanda. Kenneth Kearon, Secretario General de la Comunión Anglicana, también participó en las reuniones.

La hospitalidad estuvo a cargo del Rev. Canónigo Andrew Deuchar, rector de las iglesias medievales de San Pedro y Santa María en Nottingham, sitio donde los delegados asistieron a la Eucaristía. Los miembros del Consejo fueron recibidos por el Lord Mayor de Nottingham (Alcalde) y también por el actual Sheriff de Nottingham (Jefe de Policía) cuyo oficio recibe mucha atención debido a las leyendas populares de Robin Hood.

El Arzobispo de Cantórbery estuvo presente en todas las sesiones y, durante su sermón en la Eucaristía dominical dijo "todos los que nos preocupamos por nuestra Comunión Anglicana mundial, por su unidad, su vida y su paz, no estamos simplemente preocupados por mantener estática una estructura eclesiástica… Nos preocupamos porque somos parte del Cuerpo de Cristo y porque el mundo tiene necesidad [de la presencia] del Cuerpo de Cristo".