The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
Reunión del Consejo Ejecutivo será dedicada a la obra misionera de la Iglesia

por Mary Frances Schjonberg, traducido por Thomas Mansella
10/3/2005
[Episcopal News Service] 

Lunes, 3 de octubre de 2005

La obra misionera de la Iglesia Episcopal será el tema principal a ser considerado durante la reunión del Consejo Ejecutivo del 7 al 10 de octubre en Las Vegas.

La reunión "evaluará qué clase de Iglesia hemos sido hasta el presente y cuál es la clase de Iglesia que queremos ser en el futuro", dijo el Muy Rev. George Werner, Presidente de la Cámara de Diputados y Vicepresidente del Consejo.

El Consejo tiene la responsabilidad de supervisar el ministerio y la misión de la Iglesia en el periodo entre las reuniones de la Convención General y debe "exponer a la Iglesia y al resto del mundo nuestro formal compromiso a responder a los serios desafíos creados por nuestra situación actual y por los temas corporativos", agregó Werner.

Según Werner, la próxima reunión trienal de la Convención General durante el mes de junio ofrecerá una muy buena oportunidad para preguntarnos si la forma en que la Iglesia funciona "es la forma más eficaz de cumplir con la misión de la Iglesia".

La misión de la Iglesia, tal como está representada en su presupuesto, será parte del análisis a realizarse en la reunión de octubre, puesto que el Consejo tendrá la oportunidad de examinar el primer anteproyecto del presupuesto para el próximo trienio.

El Obispo Presidente, Revmo. Frank T. Griswold, quien preside el Consejo, dijo que, tal como siempre se ha hecho, los miembros deberán examinar el presupuesto no tan sólo como una lista de números pero como un instrumento que representa la teología de la misión.

Según Griswold, aunque hay muchos programas bien establecidos, cada uno debe ser examinado en términos de "¿cómo puede ayudarnos este programa a ser una presencia que restaure y sane?" y, también, a ser agentes de reconciliación.

Según Griswold, la reconciliación dentro de la Iglesia Episcopal debe llevar consigo esfuerzos para encontrar formas de unificar a todos los integrantes de la iglesia y encontrar mejores formas de incluir voces más jóvenes en la obra de la Iglesia. Además, dijo, "la propia Comunión Anglicana necesita tareas de reconciliación".

Griswold manifestó que "en ambos casos la reconciliación hará que nuestro testimonio y ministerio en el mundo pueda ser más eficaz." Por ejemplo, dadas las tensiones presentes dentro de la Comunión Anglicana, sería necesario enfatizar la importancia de continuar el apoyo financiero a la Comunión.

"Las tensiones actuales hacen imprescindible seguir manteniendo las puertas abiertas", dijo Griswold, añadiendo que esta clase de tensiones no sólo afecta a la Iglesia, sino a todo el mundo. La Iglesia Episcopal debe ser capaz de demostrar que, aun cuando no todos están de acuerdo, hay una disposición a mantenernos unidos para seguir ministrando en el mundo a todas las personas necesitadas.

Werner indicó que a él le gustaría encontrar formas de ofrecer fondos iniciales que ayuden a ampliar el ministerio de las diócesis, congregaciones y otras instituciones. Por ejemplo, la Provincia IX, formada mayormente por diócesis latinoamericanas "hace mucho con muy pocos recursos. ¿Cómo podríamos ayudarles más?"

Está llevando cerca de 10 años tener un presupuesto que esté fundado sobre pautas misioneras, pero ahora debe haber una nueva urgencia en continuar con este proceso, comentó Werner. La Iglesia Episcopal ha desarrollado un sistema de comités, comisiones, agencias y juntas que durante los últimos 30 años se ha afanado "a veces valientemente" en considerar la una problemática que abarca desde la liturgia y el ministerio hasta nuestra misión en el mundo. Ahora, el Consejo y la Iglesia deben preguntarse si ha encontrado el justo equilibrio entre sus propios programas y el ministerio en el mundo, y las necesidades inmediatas y los grandes temas de cambio estructural.

Para Werner, las necesidades del mundo no son tan sólo materiales. La devastación ocurrida en la costa del Golfo ha hecho evidente "la profunda cólera" que muchos sienten y que la Iglesia debe ayudar a resolver. Y dijo que "es evidente que muchos tienen hambre de Cristo. Creo que esta es nuestra razón de ser".

En cierto modo, la decisión de realizar las reuniones del Consejo Ejecutivo en diferentes sitios es una forma de dar testimonio de la vida cristiana, dijo Griswold. Mientras que el Consejo tiene la oportunidad de conocer a la Iglesia Episcopal en sus diferentes contextos, muchas personas que no saben mucho sobre la Iglesia Episcopal puede escucharnos cantando himnos y orando juntos.

Griswold recordó que muchas personas le han comentado que las reuniones de organizaciones de la Iglesia Episcopal crean un ambiente "respetable y cordial" en el hotel o centro de vacaciones. Esta clase de reuniones es una forma de "desafío a la cultura" reinante en los centros de diversiones y vacaciones tales como Las Vegas.

La reunión de octubre se hará en el "Las Vegas Alexis Park Resort and Villas", uno de los pocos centros de vacaciones que no tiene casinos.

La Diócesis de Nevada, presidida por la Obispo Katharine Jefferts Schori, tendrá su convención anual durante el fin de semana. El Obispo Griswold viajará por avión desde Las Vegas a Reno para predicar durante la Eucaristía del 9 de octubre.

El domingo el Consejo asistirá a la Iglesia de Cristo en Las Vegas. La Obispo Sufragáneo Catherine Roskam de Nueva York presidirá la celebración y Werner predicará. A la noche se realizará una reunión con varios miembros de la diócesis.

El temario de la reunión de octubre incluirá, entre otros:

  • Un informe sobre la responsabilidad social en las inversiones;
  • Un informe de la delegación que asistió a la última reunión del Consejo Consultivo Anglicano. Durante dicha reunión la delegación participó en carácter de observador y presentará ante la Convención General de 2003 un informe de las decisiones allí tomadas;
  • Un informe de Robert Radtke, Presidente del Fondo Episcopal de Beneficencia y Desarrollo (ERD) y los esfuerzos hechos para auxiliar a las diócesis de la costa del Golfo que fueron devastadas por los huracanes;
  • Un informe del Grupo de tareas sobre la política y práctica laboral en la Iglesia Episcopal explicando que la Iglesia necesita considerarse como una institución que emplea a miles de personas y que tiene "el deber de tratar a su personal con justicia y equidad";
  • Un pedido del Grupo de tareas sobre resoluciones de la Convención General que carecen de financiamiento, nuevas iniciativas misioneras y solicitudes extrapresupuestarias pidiendo que el Consejo recomendara al Comité de Programa, Presupuesto y Finanzas que advierta a la Convención General (durante la presentación del presupuesto trienal) que las resoluciones con implicaciones financieras que no se encuentren incluidas en el presupuesto, no serán consideradas por el Consejo Ejecutivo después del cierre de la Convención General. Además, el Grupo de tareas propone una lista de prioridades para dar asignar los fondos cuando haya un superávit en el presupuesto trienal.
  • Un informe del Comité VIH/SIDA que indica al Consejo que "la respuesta de la Iglesia Episcopal ha perdido ímpetu porque nacionalmente se está comenzando a interpretar a la crisis del VIH como algo pasado y ahora ocupa la esfera de enfermedades crónicas". El Comité urge a la Iglesia a volverse a comprometer con el Pacto Bautismal con su llamado a buscar y servir a Cristo en todas las personas.
  • Un informe de la Comisión permanente sobre comunicaciones de la Iglesia Episcopal indicando que ha implantado un modelo de trabajo usando la Internet, apoyando a la Oficina de Comunicaciones con su designación de especialistas en comunicaciones al nivel de cada provincia y una proponiendo ideas para simplificar la tarea de la Convención General mediante el uso de tecnología.

-- La Rev. Mary Frances Schjonberg es corresponsal nacional del Episcopal News Service.