The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
El programa CREDO ahora se ofrece en español

Por Pat McCaughan; traducido por Thomas Mansella
2/27/2006
[Episcopal News Service]  William S. Craddock, Jr, director ejecutivo del Instituto CREDO manifestó que en noviembre comenzará una nueva serie de conferencias en español sobre temas de salud y bienestar del clero.

"Nuestro objetivo es lograr que cada diácono, presbítero y obispo actividad y cubierto por los beneficios del Church Pension Fund tenga la oportunidad de asistir a una conferencia CREDO; ahora nos estamos encaminando a materializar esta aspiración", dijo Craddock.

El Revmo. Wilfredo Ramos-Orench, Obispo Sufragáneo de Connecticut y líder de las conferencias del nuevo programa CREDO en español dijo que "dado el significativo crecimiento de la Iglesia Episcopal en la comunidad hispana en los Estados Unidos, en Latinoamérica y en el Caribe hispanohablante, esta iniciativa era muy importante."

"Necesitamos proveer lo necesario para el bienestar del clero que trabaja en el desarrollo del ministerio hispano/latino, de manera que puedan ser aun más eficaces en su ministerio", dijo. "CREDO puede ser un medio para hacerlo de una manera sensible y efectiva".

"Por mi propia experiencia, yo se que CREDO es un recurso magnífico para nuestro clero pues ayuda a considerar seriamente temas relacionados con la vocación, el bienestar emocional, espiritual y económico. Nos ofrece un ambiente serio y profesional para considerar estos temas en el contexto de una comunidad educativa y sensata."

La Rev. Gay Jennings, directora asociada del Instituto estuvo de acuerdo: "Realmente nos entusiasma esta nueva oportunidad para CREDO. Nos permite ser de más útiles para la iglesia y esperamos que cada miembro del clero que tiene oportunidad de participar, así lo haga."

A partir de este año, CREDO también ofrecerá la primera conferencia CREDO II destinada a quienes participaron en el programa de 6 a 8 años atrás y también está evaluando la posibilidad de ofrecer una conferencia destinada a los profesionales laicos.

CREDO renueva el interés y aviva el descubrimiento

Craddock indicó que desde que en 1997 se organizó una conferencia piloto del Instituto CREDO, más de 2.300 diáconos, presbíteros y obispos han asistido a 93 conferencias.

"CREDO ofrece una oportunidad para que las personas examinen y aprecien sus propias vidas y puedan progresar haciendo planes que incorporen los aspectos económicos, vocacionales, espirituales y de su salud personal", dijo. Y agregó que "es un enfoque integral que está fundado en la integridad y santidad donde el clero puede volver a encausar su ministerio, su relación con Dios, su familia y su comunidad. Es para que renueven el entusiasmo por lo que están haciendo y por ellos mismos".

Teniendo su sede en Memfis, Tenesí, CREDO fue el resultado de un comité establecido en 1994 por el Church Pension Fund (CPF) para explorar formas de respaldar el bienestar del clero de toda la iglesia. La misión del Instituto es servir al clero que participa en el Church Pension Fund y, hasta la fecha, el 99% del clero ha sido invitado a participar. Anualmente, el 35% de los invitados asiste a una de estas conferencias.

El programa típicamente incluye a 32 participantes que el CPF selecciona aleatoriamente de entre la base de datos del clero activo. Ocho profesionales presentan temas que cubren varios aspectos del bienestar espiritual, vocacional, económico y de la salud personal. Las presentaciones combinan oportunidades para la reflexión, la oración y el diálogo, y están orientadas para estimular la exploración de los recursos personales de los participantes y renovar su visión de futuro.

Según Jennings, "ya que las diócesis de Colombia, Ecuador, Honduras, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela de la IX Provincia participan en el CPF, el programa CREDO permitirá que todo el clero llegue a participar."

El uso del idioma español es esencial para promover el desarrollo personal

Ramos-Orench dijo que poder pasar por el programa CREDO en español será muy importante para los participantes "puesto que los sentimientos y símbolos del lenguaje van mucho más allá de la palabra. La sensibilidad cultural es importantísima en cualquier proceso educativo. Por eso hemos reunido un grupo de profesionales muy competentes que son muy sensibles a las necesidades particulares de los participantes."

Julie Hermes Castillo forma parte del equipo docente. Castillo dice que no sabe cuál son sus expectativas cuando presente temas económicos durante su primera conferencia CREDO en español en noviembre próximo, pero dijo que "teniendo la oportunidad de comunicarme con el clero hablante de español, en su propio idioma, será esencial para una participación provechosa".

La Rev. Martha Anderson en una enfermera pediátrica que dirige una centro de salud escolar en la Escuela Secundaria John Pershing, en Brooklyn. Ella se hará cargo de los temas de salud durante la conferencia.

Habiendo participado durante cuatro años en el programa CREDO, Anderson dijo que aceptó con mucho entusiasmo la oportunidad de formar parte del equipo docente.

"Cada vez que hago una conferencia, por lo menos 30 clérigos asisten y creo que la mitad me indican que tratan su salud con mucha seriedad y se encuentran en buen estado físico. Pero me asusta el otro grupo, pues no están haciendo nada."

"Cada vez que lo hago aprendo mucho. CREDO ofrece a los participantes una oportunidad para descansar de la carga de estar en control y cuidar de otras personas. Es una oportunidad para animar al clero a que se cuide y a dejar que el equipo atienda sus necesidades", dijo Anderson, que también sirve en la Holyrood Church en Manhattan. "Muchos participantes por lo menos tienen problemas en una de las cuatro áreas y, tal vez, en otras más. Es una ocasión de esclarecer su propia situación y hacer planes para lograr cambios."

Anderson se interesa especialmente en el cuidado básico de la salud, particularmente "del corazón, pues las cosas que son necesarias para no tener problemas cardiacos son las mismas cosas que promueven una buena salud." También explico porqué "la diabetes es un problema serio para los latinos".

Jennings dijo que las invitaciones para la conferencia de noviembre serán enviadas muy pronto al clero que vive y trabaja en los Estados Unidos y Puerto Rico. Posteriormente, se organizarán conferencias para la IX Provincia y otras diócesis. Además, dijo que se está estudiando la posibilidad de hacer una conferencia en francés.

Un programa ajustado a las necesidades culturales
 
Craddock dijo que el reconocido programa CREDO fue ajustado para atender a las necesidades culturales.

"No estamos simplemente traduciendo los materiales al español y ofreciendo el mismo programa; somos muy sensibles y tenemos interés en organizar el material y el proceso para responder positivamente a la cultura. Hay una diferencia de contexto en el clero que usa el español como su primer idioma y vive en Puerto Rico y en los Estados Unidos, del que vive en Centroamérica y México."

La preparación de la conferencia comenzó con la colaboración de un equipo de clérigos y laicos de habla española. "Hemos tenido mucho cuidado para desarrollar el programa en una forma estructurada, saludable y que pueda tener continuidad", dijo Craddock. "Todos los miembros del equipo docente son bilingües. Será una conferencia magnífica", dijo.

Antes de la formación de este nuevo equipo, se ofrecía interpretación simultánea: "ahora no lo necesitaremos hacer", dijo.

El nuevo equipo es una consecuencia natural del deseo de servir a todo el clero, del mandato de la Convención General de 2003 de ofrecer todos los materiales en español y francés, y de la creciente diversidad de la iglesia. Y dijo que: "en lugar de asumir lo que creíamos que era necesario hacer, CREDO tuvo mucho interés en reclutar de entre toda la iglesia a un grupo de personas latinas o que están participando en el ministerio hispano que pudieran decirnos lo que era necesario hacer partiendo de su propia perspectiva."

Ramos-Orench dijo que decidió formar parte del equipo por haber asistido a CREDO. "Es algo que yo aprecio mucho. Ser un miembro de este nuevo equipo me permite ofrecer la oportunidad de compartir algo tan valioso con los demás. Además, considero que mi participación es un desafío profesional en esta etapa de mi ministerio como un obispo de la Iglesia. Tengo mucho entusiasmo y creo que será un gran recurso para la iglesia."