The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
Un mensaje a la Iglesia
Reunión de la Cámara de Obispos en Kanuga - Marzo de 2006

3/23/2006
[Episcopal News Service]  Durante esta estación Cuaresmal les saludamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Les escribimos desde el Centro de Conferencias Kanuga, en Hendersonville, Carolina del Norte, donde nos hemos congregado para nuestra reunión de primavera. En la Cuaresma Dios nos llama a examinar nuestros corazones y renovar nuestro acompañamiento con Jesús quien se dio a sí mismo para la salvación del mundo. Estamos muy conscientes del contexto mayor donde se ubica nuestra reunión y deliberaciones. Es un país donde persiste la desigualdad entre ricos y pobres, donde se lucha para reconstruir vidas y comunidades en el área de la costa del Golfo, una nación cuyos hijos e hijas están sirviendo en la guerra más allá de nuestras costas. Cada vez más estamos descubriendo que representamos no una única iglesia nacional, pero una iglesia enriquecida por congregaciones en 15 países. Queremos compartir con ustedes una parte de nuestro caminar con Cristo durante los días en que hemos estado juntos.

La unidad, misión y fidelidad de la Iglesia son temas que hemos tenido muy presentes en nuestras oraciones. Afirmamos resueltamente nuestro deseo de que la Iglesia Episcopal permanezca como un miembro constituyente de la Comunión Anglicana y reconocemos que el don de la comunión requiere que todos seamos generosos y prudentes. Fuimos bendecidos por la presencia y presentación de nuestro invitado de la Iglesia de Inglaterra, el Reverendísimo Michael Langrish, Obispo de Exeter, quien nos alentó y desafió en cuanto se relaciona con nuestra relación con el resto de la Comunión Anglicana. Representando al Arzobispo de Cantórbery, Sue Parks, Administradora de la Conferencia de Lambeth nos informó sobre los planes para la conferencia de 2008.

Creemos que la forma más eficaz para robustecer la comunión es hacernos presentes unos ante los otros, tanto como sea posible, para que podamos aprender el uno del otro, corregirnos mutuamente y juntos discernir la mente de Cristo. En este aspecto, nos sentimos alentados por el informe de la Comisión Especial sobre la Iglesia Episcopal y la Comunión Anglicana. La Comisión nos dio una breve orientación sobre el informe que está preparando para ayudar a que la Convención General considere los temas críticos y las inquietudes generadas por el Informe de Windsor, el Comunicado de los Primados y el Consejo Consultivo Anglicano. El informe, que será completado y emitido a principios de abril, afirmará nuestro compromiso con la Comunión Anglicana e incluirá un número de proyectos de resolución que serán puestos a consideración de la Convención General. Encomendamos este informe de la Comisión Especial a la ferviente reflexión y proceso legislativo de la Convención General como una forma de seguir avanzando siendo fieles a nuestro Señor, a la Iglesia Episcopal y a la Comunión Anglicana.

Una experiencia muy significativa durante nuestra reunión fue haber tenido la oportunidad de dialogar con los siete nominados para ser el nuevo Obispo Presidente y Primado de la Iglesia Episcopal. Todos los nominados escucharon cuidadosamente y respondieron ofreciendo sus propias opiniones y perspectivas. La tarde que pasamos juntos fue un testimonio de la bendición de Dios sobre la vida de nuestra Iglesia y resultó provechosa para prepararnos para la elección del próximo Obispo Presidente. Apreciamos profundamente la generosidad de nuestros colegas al ofrecerse para participar en este proceso de discernimiento.

También fuimos ricamente bendecidos al haber dedicado un día para considerar la naturaleza y los propósitos de la interpretación bíblica al escuchar la Palabra viva de Dios. Nuestros invitados para esta ocasión fueron eminentes teólogos bíblicos originalmente de Kenya, India, Honk Kong y los Estados Unidos. Ellos nos dieron la oportunidad de percibir cuidadosamente los contextos en los cuales la Palabra de Dios se encarna en todo el mundo.
 
Como una parte de nuestro compromiso permanente a combatir el pecado del racismo y habiendo reconocido lo que hemos aprendido sobre nosotros mismos durante la secuela de los huracanes del año pasado, hemos redactado una nueva Carta Pastoral que debe ser leída en todas las congregaciones. También hemos considerado los graves problemas sobre la inmigración y las injusticias que deben enfrentar quienes llegan a los Estados Unidos. Además, consideramos estudios importantes sobre las oportunidades y desafíos del evangelismo y el crecimiento de la iglesia en esta época. Al prepararnos para la Convención General, nos rededicarnos a continuar en oración y trabajar en pro de la justicia para todo el pueblo de Dios, la unidad de la Iglesia, la fidelidad de la Iglesia y la misión de Dios.

Un punto central de nuestra reunión fue el retiro dirigido por nuestro Obispo Presidente, Exmo. Rvdo. Frank T. Griswold, III. El tiempo de oración que compartimos fue enriquecido por sus grandes dones de maestro y guía espiritual. Esta ocasión hizo manifiesta la profundidad de sus convicciones y la generosidad de espíritu que han caracterizado sus años como Obispo Presidente y han significado tanto para tantos de nosotros.

Como resultado del tiempo que compartimos nos sentimos mejor preparados para unirnos en la Convención General con nuestros hermanos y hermanas de la Cámara de Diputados, cuyo presidente, el Rev. Deán George L. Werner también nos ofreció una presentación. Peregrinaremos juntos con corazones confiados en Dios, dispuestos a buscar la guía del Espíritu Santo para servir la misión de Cristo para atraer todas las cosas a Dios.

“Porque con alegría saldréis y con paz regresaréis” (Isaías 55:12).

Read this article in English: http://www.episcopalchurch.org/3577_73053_ENG_HTM.htm