The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
Secuelas de Katrina: Los episcopalianos de Misisipí interrumpen sus tareas para recordar

por Lauren Wilkes Auttonberry; traducido por Thomas Mansella
8/29/2006
[ENS, BILOXI, Mississippi]  Cuando hace un año atrás el huracán Katrina tocó tierra, el Rev. Harold Roberts y su esposa, Janice, eran unos de los miles que habían quedado sin hogar, pues la histórica Iglesia del Redentor en Biloxi, Misisipí, y su rectoría quedaron completamente destruidas. La Iglesia del Redentor fue una de las seis parroquias destruidas en la Costa del Golfo.
 
Roberts fue rector de la Iglesia durante más de 10 años. El 27 de agosto Roberts se reunió con otros clérigos y con líderes de otras denominaciones y creencias para una conmemoración que tuvo lugar en la Diócesis de Misisipí llamada "Hands Across the Coast".
 
"En muchas tradiciones religiosas el aniversario de una muerte es una ocasión para reunirse, apenarse, pero también, para iniciar oficialmente una nueva etapa. Hoy lo hicimos guardando un minuto de silencio y reuniéndonos con acción de gracias."
 
Otras conmemoraciones similares se realizaron en otras iglesias del área.
 
Más de 200 personas se reunieron junto con Roberts, el Obispo de Misisipí Duncan M. Gray, III y el Obispo católico romano Thomas Rodi a las 3 p.m. en el jardín de la Iglesia del Redentor. Junto con ellos, otras personas se unieron tomándose de las manos. Los automovilistas que pasaban por la Ruta 90 pudieron contemplar al grupo levantando sus manos unidas.
 
Después de unos momentos Roberts y Gray comenzaron a aplaudir. Otros se unieron en el aplauso y otros abrazaron a un amigo o vecino. Muchos tenían lágrimas en sus ojos.
 
Roberts tuvo que soportar las mismas penalidades que pasaron miles de conciudadanos que regresaron a sus hogares y negocios pero solamente encontraron ruinas. Después que la tormenta tocó tierra el 29 de agosto de 2005, unas millas al este de Biloxi, cerca de las ciudades de Bay St. Louis/Waveland y Pass Christian, Roberts regresó a la playa y contempló las ruinas de la iglesia.
 
Roberts dijo que "la tormenta cambió mi vida espiritual. Ahora tengo una perspectiva diferente."
 
Melissa Lucas, una congregante de la Iglesia del Redentor dijo que "ha sido un proceso muy lento llegar a este punto. Pero seguimos avanzando, con la ayuda de familiares y amigos y nos juntamos para reconstruir y reubicarnos."
 
Un año después que la tormenta destruyó su hogar, Lucas continua viviendo en una casa rodante de la FEMA. Los trámites burocráticos necesarios para el proceso de reconstrucción no han sido fáciles y el gobierno municipal podría obligar a Lucas a subdividir la propiedad antes de permitir la reconstrucción. Pero, a pesar de todos los desafíos, no ha perdido la esperanza.
 
Lucas resumió la situación así: "estamos vivos y tenemos muchas cosas para sentirnos agradecidos".
 
"Hands Across the Coast" fue una de las conmemoraciones en la Diócesis. En toda las iglesias que cooperan con la tarea y entre el clero diocesano se repartieron liturgias especiales y plegarias del pueblo adecuadas para la ocasión.
 
El Obispo Gray asistió a un servicio matutino en San Patricio, Long Beach, en el sitio de las ruinas de la iglesia. Después del mediodía, llegó a San Marcos, Gulfport para iniciar oficialmente la nueva construcción de la Iglesia.
 
Gray participará en los días venideros en otros eventos similares en la costa de Misisipí y en Nueva Orleáns.