The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
La reunión sobre la supervisión primacial concluye sin llegar a un acuerdo
Las conversaciones pueden continuar más adelante

Por Matthew Davies y Mary Frances Schjonberg
9/13/2006
[Episcopal News Service] 

A pesar de haber conversado "en forma franca y honesta", el grupo de obispo que con diferentes perspectivas se reunió en Nueva York del 11 al 13 de septiembre no pudo acordar una forma de satisfacer las necesidades de las siete diócesis que solicitaron la supervisión de un primado que no fuera el Obispo Presidente de la Iglesia Episcopal.

Al finalizar la reunión, la Obispa Presidenta electa Katharine Jefferts Schori dijo que se espera "poder convocar otra reunión más tarde durante el otoño para poder continuar tratando estos temas" y agregó que existe un "compromiso general" entre todos los presentes durante la reunión de esta semana para volver a reunirse.

"Se me ha ocurrido que podría ser provechoso ampliar un poco al grupo de manera que, sin llegar a ser muy grande, pueda incorporar una variedad de perspectivas", añadió Jefferts Schori.

Después que finalizó la reunión, el Obispo Presidente Frank Griswold y Jefferts Schori dijeron que las conversaciones que tuvieron lugar fueron provechosas. Griswold agregó que "de acuerdo con algunos de los participantes la reunión resultó ser la más provechosa que se ha tenido hasta el momento".

Jefferts Schori describió las conversaciones como "claras y francas e incluso, desafiantes, pero saludables".

La reunión fue convocada por Peter James Lee, Obispo de Virginia y John Lipscomb del Suroeste de Florida. Además de Griswold y Jefferts Schori participaron los obispos Jack Iker de Fort Worth, Robert Duncan de Pittsburg, James Stanton de Dallas, Edward Salmon de Carolina del Sur, Mark Sisk de Nueva Cork, Dorsey Henderson de la Alta Carolina del Sur y Robert O’Neill de Colorado. Para facilitar el encuentro realizado a pedido del Arzobispo de Cantórbery, Dr. Rowan Williams, también estuvo presente el Canónigo Kenneth Kearon, secretario general del Consejo Consultivo Anglicano.

Una declaración emitida al finalizar la reunión (http://www.episcopalchurch.org/3577_77716_ENG_HTM.htm) manifestaba que los obispos habían debido enfrentar la realidad de la situación "frente a los conflictos actuales" y aunque no habían podido "llegar a un consenso sobre un plan común para comenzar a responder a las necesidades de las diócesis que solicitaron Supervisión Primacial Alternativa… El nivel de sinceridad y caridad que hubo entre nosotros durante esta conferencia nos permite comprometernos a orar los unos por los otros y trabajar juntos hasta que podamos encontrar la solución que Dios tiene para nosotros".

Después que se emitió la declaración del grupo, el Arzobispo Williams hizo comentarios calificando al encuentro como "una señal positiva que estas difíciles conversaciones han tenido lugar en una forma franca y honesta".

Y agregó que la "sinceridad y caridad" de las conversaciones son una "señal de esperanza para el futuro".

Griswold comentó que las sesiones estuvieron basadas en la oración y en la lectura de las Escrituras ayudando así a que en el grupo, considerando todo aquello que tiene en común, se creara "un espíritu y una dinámica donde pudo haber franqueza".

Jefferts Schori dijo que las sesiones le ayudaron a poder percibir "la diversidad del contexto donde esta iglesia funciona" y que hay diferentes perspectivas y que el panorama diocesano "no es uniforme".

Griswold se hizo eco de estas ideas haciendo notar que las sesiones demostraron la diversidad del contexto "donde funciona la iglesia, aún entre aquellos de quienes se podría pensar que están de acuerdo".

La reunión fue convocada después que los obispos y los comités permanentes de siete diócesis solicitaron una supervisión alternativa al obispo presidente de la Iglesia Episcopal citando, para ello, los actos de las Convenciones Generales de 2003 y 2006. Las diócesis que han hecho el pedido son Florida Central (basada en Orlando), Dallas, Fort Worth, Pittsburg, Carolina del Sur, Springfield (Illinois) y San Joaquín (California). Ninguna de las convenciones de estas diócesis ha ratificado el pedido.

La Constitución del Consejo Consultivo Anglicano, el principal organismo legislativo de la Comunión Anglicana no establece ninguna regla sobre esta forma de gobierno alternativo. Tampoco lo hace la Constitución y Cánones de la Iglesia Episcopal.

Al finalizar la reunión Griswold dijo que también se discutió el uso del término "supervisión primacial alternativa", diciendo que "hubo cierto desacuerdo sobre si aun sería apropiado usar tal término y cierta reluctancia a usar el término".

De acuerdo con una declaración emitida el 22 de agosto por el Obispo Presidente, la reunión fue convocada después que Kearon hizo notar que el Arzobispo de Cantórbery "aunque es la cabeza simbólica de la Comunión Anglicana" carece de autoridad directa sobre la vida de las provincias que conforman la comunión.

El argumento del Canónigo Kearon es que tal solicitud debe ser discutida y que "una solución debe ser encontrada dentro del seno de la misma Iglesia Episcopal".

Al finalizar las reunión Griswold dijo que los participantes usaron términos tales como "seguridad y espacio" para describir las necesidades de las diócesis, Y añadió que esta necesidad puede ser definida como "un ambiente diferente donde las opiniones controversiales no son tratadas como algo extraño u opuesto a la comunidad. Debe haber un sitio dentro de la comunidad donde estas creencias pueden ser tomadas seriamente y respetadas tal como son sostenidas genuinamente por un pueblo de fe."

"El gran valor de esta reunión fue haber tenido la oportunidad de tener conversaciones personales con aquellos que frecuentemente son caricaturados por otras personas", agregó Jefferts Schori. "La comunicación mediante la Internet sobre estos temas nos evita la necesidad fundamental de tratar personalmente con nuestro prójimo".

Y agregó que para ella, la reunión "fue un intento de ofrecer ministerio y cuidado pastoral en todas las partes de la Iglesia Episcopal".

Además, ambos reconocieron que la reunión tuvo lugar durante un tiempo de ansiedad, no solo en la iglesia si no también en el mundo.

"Vivimos en una época de desasosiegos que no se limita a una situación eclesiástica; es una realidad global y creemos que cuanto más podamos estar juntos y notar no sólo aquello que nos divide sino también saber como asirnos de todo aquello que tenemos en común. Y después edificar sobre este cimiento común y desde allí continuar para poder revelar todo aquello que Dios está haciendo en estos momentos", dijo Griswold. "En medio de la ansiedad siempre existen increíbles posibilidades y esperanza".

Jefferts Short agregó que le gusta hacer recordar a la gente "que si no hubiera existido un caos, no se hubiera podido darse la oportunidad para la creación".

Griswold dijo que la reunión forma parte del amplio contexto de la Comunión Anglicana. "Mientras que conversamos, también formamos parte de otros procesos mucho más amplios, tales como la evaluación de nuestra respuesta al Informe de Windsor y el avance del proceso del convenio. Tenemos una perspectiva mundial. Ahora nos comprendemos teniendo en cuenta nuestras relación con la comunidad anglicana, una realidad que es mucho más compleja y diversa que la Iglesia Episcopal".

Por otra parte, según Griswold "la iglesia continua atendiendo a su misión y buscando reunir a las diversas opiniones que existen y derrumbar algunos muros de sospechas y desconfianza que sin tener en cuenta las opiniones que uno pueda tener, representan un serio impedimento.