The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
La Obispa Presidenta invita al Consejo Ejecutivo a "comunicar las Buenas Nuevas"
La Presidenta de la Cámara de Diputados enfatiza la responsabilidad

por Mary Frances Schjonberg; traducido por Thomas Mansella
11/13/2006

ENS photo by David Skidmore
La Obispa Presidenta Katharine Jefferts Schori y Bonnie Perry, rectora de la Iglesia Episcopal de todos los Santos pocos momentos antes de la Eucaristía del 12 de noviembre.   (ENS photo by David Skidmore)

 
ENS photo by Jan Nunley
"Tenemos notables oportunidades de proclamar y hacer realidad las Buenas Nuevas para quienes no saben de qué se trata", dijo Jefferts Schori al Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal.   (ENS photo by Jan Nunley)

 
ENS photo by Jan Nunley
Bonnie Anderson, Presidenta de la Cámara de Diputados dijo a los miembros del Consejo Ejecutivo que "hay que hacer preguntas difíciles y dar las respuestas correctas."   (ENS photo by Jan Nunley)

 
[Episcopal News Service]  En sus palabras de apertura de la reunión del Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal del 12 de noviembre, la Obispa Presidenta Katharine Jefferts Schori demarcó la tarea del grupo en el contexto de la misión y el ministerio.

Los miembros del Consejo Ejecutivo deben "buscar la forma de comunicar las Buenas Noticias que este cuerpo conoce" a las diversas comunidades donde existe la Iglesia Episcopal, especialmente entre aquellos que no han sido alcanzados por el Evangelio o los que todavía no pertenecen a una comunidad de fe.

Y agregó que "tenemos notables oportunidades de proclamar y hacer realidad las Buenas Nuevas para quienes no saben de qué se trata".

Ella y Bonnie Anderson, Presidenta de la Cámara de Diputados dijo que ambas estaban comprometidas con aquello que Jefferts Schori definió como "evangelismo enraizado en la acción" y que se encuentra personificado en el compromiso de la Iglesia con las Metas de Desarrollo del Milenio.

Y dijo que "tenemos mucho que hacer y la jornada comienza ahora; estoy muy contenta que todos ustedes están aquí."

Anderson es la vicepresidenta del Consejo y dijo que considera la "responsabilidad" como uno de los mayores desafíos frente a la Cámara de Diputados en el periodo entre sesiones de la Convención General y el Consejo Ejecutivo.

Ella hizo notar que aunque los diputados es un grupo "amorfo" desde el fin de una Convención hasta que la nueva Cámara de Diputas es elegida, sin embargo tiene responsabilidades y deberes canónicos como "un cuerpo de la Iglesia".

Y, agregó que, los miembros del Consejo Ejecutivo deben ser responsables delante de toda la Iglesia. Anderson finalizó diciendo que "es nuestra responsabilidad mantener informada a la gente sobre nuestra tarea, mantener una comunicación ágil, hacer preguntas difíciles y dar las respuestas correctas tanto a nosotros mismos como a quienes somos responsables."

Jefferts Schori y Anderson se expresaron de esta forma durante la sesión de apertura de la reunión de cuatro días de duración en el Hotel Chicago O'Hare Marriott Hotel. El Consejo dedicó la mayor parte de la sesión de la mañana del 12 de noviembre recibiendo orientación sobre sus responsabilidades y formando un espíritu comunitario. Estas actividades concluirán en la mañana del 13 de noviembre. Seguidamente habrá reuniones de los comités del Consejo y otras sesiones administrativas.

El Consejo Ejecutivo desarrolla los programas y políticas aprobadas por la Convención General y supervisa el ministerio y misión de la iglesia. El Consejo está formado por 38 miembros (obispos, presbíteros o diáconos y laicos), 20 de los cuales son electos por la Convención General y 18 por los sínodos provinciales.

El Consejo se reúne del 12 al 15 de noviembre y desde el 15 al 18 de noviembre 22 de los comités, comisiones y una junta se reunirán conjuntamente en el mismo hotel.

El domingo por la mañana, los miembros del Consejo y funcionarios del Centro Episcopal fueron a Chicago para asistir a la Eucaristía en la Iglesia Episcopal de todos los Santos. La nave de la iglesia estaba decorada con figuras de papel de diferentes colores que habían sido preparados especialmente para "Halloween" y el Día de todos los Santos en conmemoración de miembros y amigos de la congregación. Además, los parroquianos, niños de la escuela parroquial y vecinos también prepararon ofrendas para el Día de los Muertos en homenaje a sus seres queridos. Las ofrendas estaban puestas sobre mesas con cirios ubicadas a los lados de la nave.

Durante su sermón, Jefferts Schori notó la advertencia del Evangelio del día (Marcos 12:38-44) "Cuidaos de los escribas, a quienes les gusta andar con vestiduras largas, y aman los saludos respetuosos en las plazas, los primeros asientos en las sinagogas y los lugares de honor en los banquetes; que devoran las casas de las viudas, y por las apariencias hacen largas oraciones".

Tomando su capa con las manos, Jefferts Schori dijo ¡Ay! Y, sonriendo, dijo: "seguramente no se estará hablando de nosotros".

Por otra parte, la historia del Antiguo Testamento (1 Reyes 17:8-16) era sobre la historia de la viuda de Sarepta que ya no tenía nada para comer, pero que si ella compartían el pan con Elías, Dios no dejaría que la harina y el aceite se agotaran hasta que la sequía terminara.

Jefferts Schori dijo que, en pocas palabras, Elías le estaba pidiendo a la viuda que aceptara "el desafío inaudito" de confiar en un extraño y en el Dios de un extraño.

La lectura del Evangelio también incorpora el comentario de Jesús sobre la ofrenda de la mujer, destacando que ella estaba dando de su pobreza y no se su abundancia. Jefferts Schori dijo que la palabra "pobreza" es la traducción de la palabra griega "hustereseos" que también está relacionada con la palabra histeria o con el útero de una mujer.

La viuda con quien Elías se encontró estaba "histérica" porque el fruto de su vientre, su hijo, estaban en peligro.

"La desesperación de quienes viven en extrema pobreza afecta hombres y mujeres por igual", dijo la Obispa Presidenta. Sin embargo, observó que las viudas y las madres a menudo son las que más se encuentran en situaciones desesperadas.

Esta desesperación hace que la gente compre billetes de lotería, participe en los sorteos que llegan por correo o participen en juegos de azar con sus salarios, y hace que otros apuesten que "aun el Dios que no conocen les proveerá. Ustedes y yo debemos ser tan tontos como para creer que Dios proveerá. Debemos apostarlo todo. Y hacer esta clase de apuesta, para muchos es muy difícil. Nosotros preferimos no arriesgarnos en lugar de apostar.

Y finalizó puntualizando que hoy en día, los que andan con "vestiduras largas" saben contar y calcular el porcentaje que están dando o por el contrario, "podemos tratar de buscar una cura a la histérica desesperación de la pobreza. Se misericordioso y únete a los histéricos; se compañero de los solitarios".

Después de la oración de poscomunión, Joel Silvestre, uno de los custodios de la parroquia presentó a Jefferts Schori un rollo de "duct tape" (cinta adhesiva) porque "durante muchos años, nuestra iglesia ha tenido que usar cinta adhesiva para reparar este lugar. Para nosotros es una señal clara y visible de la gracia de Dios y el deseo de unidad".

Sylvester agregó que la cinta adhesiva también simbolizaba las oraciones por la Obispa Presidenta y el Consejo Ejecutivo y la promesa parroquial de mantenerse unidos "ahora que ustedes orientarán la iglesia en los días venideros para responder al llamado divino por un mundo más compasivo, justo y pacífico."