The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
La Obispa Presidente escribe al Obispo de San Joaquín

11/20/2006
[Episcopal News Service]  La Obispa Presidenta Katharine Jefferts Schori – quien se encuentra muy preocupada por la situación existente en la Diócesis de San Joaquín, California – escribió una carta a su Obispo, Rvmo. John-David Schofield. La Convención Diocesana está programada del 1 al 2 de diciembre. La diócesis tiene aproximadamente 10,000 miembros en unas 48 congregaciones. El texto de la carta del 20 de noviembre de Jefferts Schori se encuentra a continuación.

20 de noviembre de 2006

The Rt. Rev. John-David Schofield
Diocese of San Joaquin
4159 E. Dakota Avenue
Fresno, California 93726

Estimado hermano:

He visto informes sobre una carta que usted envió a las parroquias de la Diócesis de San Joaquín que aparentemente urge a los delegados ante la próxima Convención Diocesana a tomar medidas para abandonar la Iglesia Episcopal. Quiero pedirle que confirme la veracidad de dichos informes. Si son correctos, usted debe reconocer que dicha forma de actuar podría ser percibida como una infracción a sus votos de ordenación que le han comprometido a "conformarme a la doctrina, disciplina y culto de Cristo tal como la Iglesia Episcopal los ha recibido". Debo advertirle firmemente que considere las consecuencias de tal acto, no sólo para usted mismo sino también para todos los episcopales que están bajo su cargo y a su cuidado.

Ciertamente yo entiendo que usted personalmente no está de acuerdo con las decisiones tomadas por las Convenciones Generales durante más de 30 años. Sin embargo, durante el mismo periodo en tres oportunidades usted se ha comprometido a sostener la "doctrina, disciplina y culto de la Iglesia Episcopal". Si usted cree que usted no puede continuar haciéndolo, la alternativa más respetable sería renunciar a las órdenes de esta Iglesia y buscar un hogar diferente. Una declaración pública indicando que su deber es quebrantar estos votos, pone a muchísimas personas en peligro de una profunda lucha espiritual. Le urjo que, como pastor, considere este peligro con la mayor seriedad posible.

Al considerar este acto, quiero recordarle la obligación que usted y yo tenemos tanto por quienes nos han precedido como por quienes nos seguirán. Ninguno de nosotros ha recibido propiedades de la Iglesia para usarlas como uno desee. Las hemos recibido como mayordomos, para que sean disfrutadas tanto hoy como por aquellos que serán bendecidos por el ministerio que su uso les otorgará en el futuro. Nuestros antepasados no construyeron iglesias o hicieron legados con la intención de que sean desarraigados de la Iglesia Episcopal. Nuestros antepasados tampoco ofrendaron ricamente para establecer fondos de inversiones para que sean malgastados en litigios.

Sin tener en cuenta la decisión que se tome en San Joaquín, la Iglesia perdurará. Sin embargo, las personas que son miembros de ella sufrirán al encontrarse en medio de este conflicto y probablemente, sufrirán innecesariamente. Jesús nos llama a tomar la cruz cada día, pero no al servicio de divisiones o antagonismos. Él nos ha llamado a tomar nuestras cruces al servicio de la reconciliación del mundo con Dios. Que usted dirija al pueblo de San Joaquín a tomar decisiones que edifiquen el Cuerpo para brindar vida abundante a todos los que están dentro o fuera de la Iglesia y que nos restauren a la unidad.

Yo estoy dispuesta al diálogo y a la reconciliación. Que Dios bendiga sus deliberaciones.

Quedo, de usted,

Su servidora en Cristo,

+Katharine

S. E. Rvma. Katharine Jefferts Schori
Obispa Presidenta y Primada