The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
ens_archiveHdr

EN ESPAÑOL EN FRANÇAIS AUDIO / VIDEO IMAGE GALLERIES BULLETIN INSERTS
« Return
La Convención de San Joaquín desea separar la diócesis de la Iglesia Episcopal
La Obispa Presidenta y la Presidenta de la Cámara de Diputados responden a actos 'extracanónicos'

Por Mary Frances Schjonberg y traducido por Thomas Mansella
12/6/2006
[Episcopal News Service]  La Obispa Presidenta de la Iglesia Episcopal y la Presidenta de la Cámara de Diputados dijeron que deploraban las resoluciones adoptadas el 2 de diciembre por la Diócesis de San Joaquín que prácticamente rechazando su membresía en la Iglesia Episcopal.

La Obispa Presidenta Katharine Jefferts Schori hizo una declaración en la cual "lamenta" los hechos y está trabajando con otras personas para responder a estos actos "extracanónicos".

Ella dijo que "nuestra tarea en la Iglesia Episcopal es la misión de Dios en reconciliación del mundo y esta clase de acciones nos distraen y estorban."

Y agregó que lamentaba "profundamente el dolor, la confusión y la consternación que deben soportar los miembros leales a la Iglesia Episcopal de la Diócesis de San Joaquín" y deseaba asegurarles que contaban con sus "oraciones y las oraciones de muchos, muchos otros."

Bonnie Anderson, Presidenta de la Cámara de Diputados también expresó similares preocupaciones.

Ella dijo: "Me entristecen las acciones del obispo y de la convención de la Diócesis de San Joaquín. Puedo imaginarme los rostros de los diputados de la diócesis y me pregunto cómo se sentirán. En la diócesis debe haber una variedad de sentimientos. Seguramente no todos estarán de acuerdo."

Anderson, que fue elegida en 2006 para presidir a los clérigos y diputados que representan cada una de las 110 diócesis de la Iglesia Episcopal, dijo que quienes dice "yo no tengo necesidad de ustedes" tiene una "gran responsabilidad".
 
Y agregó que rogaba "que los episcopales de la diócesis de San Joaquín sepan que ellos están presentes en mis oraciones y en la de sus hermanos y hermanas en toda la Iglesia Episcopal".

Durante la 47a Convención anual reunida el 1 y 2 de diciembre, la diócesis aprobó en primera votación cuatro enmiendas constitucionales que eliminan referencias a la Iglesia Episcopal, determinan que en ausencia de un obispo el Comité Permanente asumirá la autoridad eclesiástica, disponen que todos los fondos fiduciarios estén bajo el control del obispo y permiten que la diócesis unilateralmente se extienda más allá de sus presentes límites geográficos.

Un comunicado dice que las enmiendas constitucionales no se harían efectivas hasta que se produzca una segunda votación en una convención que ha sido programada para octubre de 2007. La segunda votación necesitará el acuerdo de dos tercios de los votos para aprobar las enmiendas.

Jefferts Schori dijo que si las enmiendas son aprobadas de esta forma, inmediatamente infringirían los requisitos de la Constitución y Cánones de la Iglesia Episcopal. El artículo V, Sección 1 establece que una constitución diocesana debe avenirse incondicionalmente a la Constitución y Cánones de la Iglesia Episcopal.

La convención también aprobó una resolución disponiendo que el obispo, el consejo y el comité permanente "evalúen las formas de afiliarse con una estructura eclesiástica reconocida en la Comunión Anglicana" y deberán "presentar un plan detallado para preservar las relaciones con la Comunión Anglicana".

La única enmienda constitucional descrita en el comunicado de prensa emitido el 2 de diciembre y publicado en el sitio Web de la diócesis era sobre el Artículo II de su Constitución. El cambio especificaría que la diócesis es "un miembro constituyente de la Comunión Anglicana y en plena comunión con la sede de Cantórbery."

En la votación por órdenes, 68 clérigos votaron a favor de la enmienda y 16 en contra. Los delegados laicos votaron 108 a favor y 12 en contra de la enmienda al Artículo II.

Las otras tres propuestas de enmienda también fueron aprobadas por márgenes similares.

En carácter de "observadores oficiales" a la convención diocesana estuvieron presentes algunos miembros de congregaciones disidentes de otras diócesis californianas: St. John's Anglican Church, Fallbrook; St. Anne's Church, Oceanside; St. James' Church, Newport Beach; St. Luke's of the Mountains Anglican Church in La Crescenta; St. Jude's Church, Burbank y miembros de la "Western Convocation of the Anglican Communion Network" con sede en Long Beach, California. Los observadores aplaudieron cuando se aprobó una enmienda constitucional extendiendo los límites diocesanos.

Schofield dijo durante su discurso que este proceso de "enmienda es el primer paso para eliminar de nuestra Constitución cualquier referencia a la Iglesia Episcopal porque nosotros opinamos que la Iglesia Episcopal decidió apartarse de la Comunión Anglicana."

Schofield dijo que desde la ordenación irregular en 1974 de 11 mujeres como presbíteras episcopales "muchas voces que ustedes reconocen han sobrellevado la erosión de la fe, la disminución de las normas de moralidad y las acciones unilaterales de la Iglesia Episcopal." Schofield es uno de los tres actuales obispos diocesanos que se oponen a la ordenación de mujeres al presbiterado y episcopado de la Iglesia Episcopal. También se opuso a la elección en 2003 de un obispo gay en Nueva Hampshire.

Pero no todos estuvieron de acuerdo con las decisiones de la convención. En un mensaje escrito enviado a la convención, María Rivera, hija del finado obispo Víctor M. Rivera, tercer obispo de San Joaquín, dijo que "arrancando esta diócesis de su iglesia madre no logra ningún objetivo espiritual que no pueda lograrse por formas de actuar menos violentas y más cristianas.

El Rev. Rick Matters, rector de la Iglesia Episcopal San Juan, en Lodi, California, dijo que los miembros de la diócesis que no están de acuerdo con las decisiones de la convención se mantienen "optimistas y en oración, pero atribulados por el antagonismo espiritual y la batalla espiritual que debemos enfrentar."

Y añadió que "permanecemos fieles a Jesucristo dentro de una expresión de fe episcopal. Se nos ha presentado una alternativa errónea: se elige a Jesús o a la Iglesia Episcopal; se escoge un testimonio bíblico o se lo abandona para seguir con la Obispa Presidenta y la Cámara de Obispos. Nosotros nos oponemos a esta dicotomía errónea."

Y agregó que el grupo llamado "Remain Episcopal" también está haciendo planes. "Los que deseamos quedarnos en la Iglesia Episcopal tendremos un plan para mantener esta diócesis.

Matters dijo que durante las reuniones previas a la convención, Schofield dijo en los deanatos diocesanos que en noviembre él había firmado una "promesa de lealtad" a seis obispos de la Comunión Anglicana, incluyendo entre ellos a los Primados de Nigeria Peter Akinola y del Cono Sur Gregory Venables, quien también dirigió la palabra a la convención mediante un enlace de Internet.

Matters dijo que "él ahora recibe órdenes de ellos para saber cómo dejar y separarse de la Iglesia Episcopal y como realinearse", y agregó que Schofield dijo que en las reuniones con dichos obispos se esta preparando un cronograma y quiénes debían participar.

Las decisiones de la convención fueron posteriores a un intercambio de cartas entre Jefferts Schori y Schofield. La Obispa Presidenta escribió el 20 de noviembre una carta a Schofield diciendo que si él no estaba de acuerdo con la forma de gobierno de la iglesia "la alternativa más respetable sería renunciar a las órdenes de esta Iglesia y buscar un hogar diferente."

Ella le advirtió en su carta que su declaración pública indicando que su deber es quebrantar sus votos "pone a muchísimas personas en peligro de una profunda lucha espiritual".

El 28 de noviembre Schofield respondió diciendo que en consideración a que ella no le había presentado con un ultimátum pero que en cambio indicando que la continuación del diálogo podría conducir a un cierto grado de "reconciliación", él no adelantaría la fecha de la convención prevista para el 2007, provisto que ella u otra persona le acuse de violar su voto de sostener la doctrina, la disciplina y el culto de la Iglesia Episcopal. Sin embargo, Schofield indicó a Jefferts Schori que él cree que "la Iglesia Episcopal, como una institución, se está dirigiendo a la apostasía y quienes quieren ser fieles a la Palabra de Dios se ven obligados a tomar decisiones dolorosas."

La Diócesis de San Joaquín cuenta con unos 10.000 miembros que se congregan en 48 iglesias.