The Episcopal Church Welcomes You
» Site Map   » Questions    
Jump To

Email to Friend


Share

El consejo Ejecutivo renueva su apoyo a la Diócesis de San Joaquín e insta a una nueva concepción del ministerio

El grupo de estudio sobre la Ofrenda Unida de Gracias informa sobre una 'nueva visión'

[Episcopal News Service – Salt Lake City, Utah] El consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal dedicó parte del ultimo día de su reunión del 21 al 24 de octubre en esta ciudad a alentar a los episcopales que conciben nuevas formas de llevar a cabo el ministerio.

[El Consejo] mantuvo su apoyo a la Diócesis de San Joaquín, en vías de reorganización, e instó a los episcopales que allí quedan a establecer un ministerio Latino/hispano en esta zona del Valle Central de California densamente poblada por hispanos.

El Consejo también acogió con beneplácito un informe de su grupo de estudio sobre la Ofrenda Unida de Gracias en el que dijo que el grupo y la OUG habían llegado a desarrollar una relación de trabajo mucho más estrecha y que habían resuelto muchas de las preocupaciones que habían dado lugar al estudio. El trabajo es el resultado de un esfuerzo de dos años para esclarecer la relación de la organización con la Iglesia, explorar los medios de incrementar las donaciones a la OUG, así como los  medios de hacer que la OUG llegue a ser más conocida por otros en la Iglesia y las formas de expandir el enfoque de la organización para subvencionar labores misioneras.

Las decisiones se dieron a conocer el último día de los cuatro que duró la reunión del Consejo. El Consejo envió un mensaje a la Iglesia al final de la reunión. El texto se encuentra aquí.

Alentar un nuevo ministerio en San Joaquín
El Consejo convino en prestarle a la diócesis de San Joaquín $285.000 para ayudarle a pagar sus gastos operativos del próximo año. Y también decidió otorgarle a la diócesis una subvención de $40.000 para ayudarle a establecer un programa del ministerio latino/hispano.

La diócesis, enclavada en el fundamentalmente agrícola Valle Central [Central Valley]de California abarca una población de poco menos de 4 millones de personas, de las cuales el 44 por ciento es hispano, y de estos el 60 por ciento de los mayores de cinco años no habla inglés en sus hogares, según lo expuesto en una presentación por Nancy Key, presidenta de la diputación de la diócesis a la Convención General. La diócesis no tiene congregaciones de habla hispana.

En junio, el Consejo convino en prestarle a la Diócesis de San Joaquín hasta $500.000 para apoyar "su protección de las propiedades diocesanas y la continuación de sus operaciones". San Joaquín ha recibido $2,3 millones en subvenciones y préstamos del Consejo Ejecutivo desde 2008, dijo en esa ocasión Michael Glass, el canciller de la diócesis.

La diócesis había solicitado en junio un préstamo adicional de $450.000 para ayudar a pagar los gastos operativos en 2012, pero el Consejo les pidió a los representantes de la diócesis que elaboraran un plan de sostenibilidad. La diócesis acudió a Salt Lake City a presentar ese plan y a solicitar, en su lugar, un préstamo de [sólo] $285.000. El plan, dijeron sus representantes, le permitirá a la diócesis no sólo sostenerse, sino también crecer y prosperar.

Sin embargo, reducir el monto del préstamo exigió costos, incluida la reducción del empleo del obispo provisional Chester Talton a medio tiempo y la eliminación de $50.000 que se habían propuesto para un fondo común de los ministerios de la juventud y latino/hispano. Los comités de Finanzas para la Misión (FFM) y de Gobierno y Administración para la Misión (GAM) se preocuparon de la falta de dinero para el ministerio latino/hispano, dadas las oportunidades para la evangelización que vieron en la demografía del Valle Central y su historia marcada por las divisiones raciales.

El obispo Jon Bruno de la vecina Diócesis de Los Ángeles le dijo al Consejo el 24 de octubre que el comité de FFM había decidido alentar el ministerio latino/hispano porque los miembros creían que ese ministerio era "imperativo si la diócesis iba a prosperar de algún modo". El Consejo orientó también que el ministerio latino/hispano, la plantación de iglesias y los miembros del personal de desarrollo de la Iglesia trabajaran con la diócesis según se desarrolla el ministerio.

Cuando la Obispa Primada, Katherine Jeffers Schori, les leyó por teléfono la resolución que detallaba la decisión del Consejo a Talton y a Glass, el primero le expresó su "mayor aprecio y gratitud", y agregó: "nuestra convención diocesana [que se reúne la semana próxima] va a estar súper contenta". Dijo además que la solicitud adicional del Consejo de crear un "comité de pacto" entre ese cuerpo y la diócesis será un buen modo de adelantar la labor diocesana.
 
"Nuestra diócesis está creciendo y algunas de las congregaciones donde crece no tienen edificios", dijo Talton el 22 de octubre en una reunión conjunta de los comités de Finanzas para la Misión y de Gobierno y Administración para la Misión.

La diócesis tiene ahora 16 parroquias y 15 misiones con un promedio de asistencia dominical de aproximadamente 1.000 personas, dijo Key.

La diócesis está atravesando por dificultades debido a que muchos de sus bienes se encuentran sujetos a litigio con los anteriores líderes diocesanos que abandonaron la Iglesia Episcopal en 2007, pero que aún retienen gran parte de las propiedades de la diócesis. Estas propiedades incluyen un amplio y valioso centro de conferencias y retiro a la entrada del Parque Nacional de Yosemite. Cuando la diócesis comience a recuperar esas propiedades, espera poder empezar a pagar sus préstamos, dijo a los comités el canciller de la diócesis, Michael Glass.

Key afirmó que la diócesis era "privilegiada por haber estado tan cerca del desastre" que ocurrió en 2007. Los desafíos resultantes exigieron que la diócesis adquiriera una nueva visión y "un modo más realista de emprender la misión y la evangelización". Esa visión incluye una asociación de compañerismo con las diócesis circunvecinas para ciertas labores administrativas y pastorales, según Key y Talton.

Ellos explicaron que la diócesis está empezando a organizarse en torno a tres "focos de misión" regionales, en los cuales se concentrarían los recursos diocesanos que luego se conectarían con las congregaciones de cada región. Aunque tanto Key como Talton dijeron que el sistema de focos regionales tenía la posibilidad de convertirse en un modelo para el resto de la Iglesia, el obispo también sugirió que, "si la Diócesis de San Joaquín no resultara viable", el sistema también facilitaría la partición de la diócesis entre algunas de las diócesis vecinas, aunque hizo notar que tal partición no se había explorado aún.

En sus palabras de clausura al Consejo, Bonnie Anderson, la presidenta de la Cámara de Diputados, dijo que los laicos y el clero de la diócesis son "un testimonio vivo de lo que podemos hacer juntos".

"Si en verdad uno pudiera enseñar a otros lo que es el compromiso, los fieles de la Diócesis de San Joaquín serían los profesores eméritos", agregó.

Jefferts Schori dijo—durante una conferencia de prensa que siguió a la reunión— que el Consejo había provisto una "asistencia significativa" a la diócesis "en su empeño de llevar a cabo la misión de Dios en esa parte de California".

La Ofrenda Unida de Gracias avanza hacia el futuro
La labor del grupo de estudio sobre la Ofrenda Unida de Gracias ha dado lugar a una renovada relación entre la OUG y la Iglesia Episcopal, y ha esclarecido las responsabilidades de cada organización en esa relación, según lo expresara Mark Harris, miembro del Consejo y presidente del grupo de estudio sobre la OUG, y Sarita Redd, presidenta de la junta directiva de la OUG, conocida anteriormente como el Comité de la OUG.

El grupo de estudio se creó en octubre de 2008 para llevar a cabo un estudio "serio y extenso" de la OUG. La solicitud del Consejo fue el resultado de una serie de conversaciones que comenzaron en enero de 2008 y se centraron en la necesidad de esclarecer la relación legal de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera (DMFS por su sigla en inglés) con la OUG. La DFMS es la entidad legal corporativa de la Iglesia.

"Descubrimos que, en el proceso de hacer este trabajo, renovamos la confianza entre las dos organizaciones", dijo Harris, añadiendo que una nueva serie de estatutos aprobados por la OUG en septiembre "resolvían la mayoría de los problemas que tenían que ver con la estructura, de modo tal que satisfacía tanto a la OUG como a la DMFS".

La OUG ha ayudado a la Iglesia Episcopal a expandir su misión a lo largo de 120 años mediante el otorgamiento de subvenciones a ministerios que atienden las necesidades humanas.

Redd le dijo al Consejo que otro resultado de la labor ha sido toda una serie de actividades para el [mejor] funcionamiento de las juntas que ayudará a los futuros miembros de la junta de la OUG a entender sus responsabilidades.

"Hay muchos que se habían sentido muy disgustados con el estudio, pero ha sido productivo y prometedor, y nos ha permitido apagar muchos fuegos, abordar algunos temores y espero que hoy cuando yo salga de aquí seremos capaces de avanzar", añadió.

Jefferts Schori dijo en sus palabras de clausura que "esta nueva visión para la Ofrenda Unida de Gracias" en alianza con la Iglesia Episcopal "se remonta a sus raíces y nos  lleva hacia delante por nuevos rumbos".

La resolución del Consejo encomia también el informe a la Convención General y a la Reunión Trienal de las Mujeres Episcopales por el estudio.

Más información sobre los objetivos del estudio puede obtenerse aquí.

En otras decisiones, el Consejo:
  • Adoptó un presupuesto revisado de 2010 para la misión, el ministerio y el gobierno de la Iglesia.
  • Le pidió a la Cámara de Obispos que publicara una carta pastoral sobre el racismo. Los obispos han hablado en el pasado sobre el racismo. La información puede encontrarse aquí. El Consejo aprobó la medida afín de que se presentara una resolución a la Convención General al objeto de que la Iglesia vuelva a comprometerse a trabajar contra el racismo.
  • Convino en continuar considerando las mejores opciones para el uso del edificio del Centro Denominacional de la Iglesia Episcopal en el No. 815 de la Segunda Avenida [en Nueva York]. Esos empeños incluyen el identificar a personas que sugieran formas de hacer al edificio más atractivo para posibles inquilinos, teniendo en cuenta un "estudio sobre el mayor y mejor uso" de la propiedad así como proseguir las conversaciones con la Iglesia Evangélica Luterana en América sobre la colaboración del ministerio expandido y posiblemente sobre el uso compartido de las instalaciones. "Sépase que esto no constituye una propuesta para tomar medida alguna; esto es para información y refleja parte de nuestro análisis en desarrollo" dijo al Consejo Del Glover, presidente del Comité de Finanzas para la Misión (FFM).
  • Aprobó presentar una resolución a la 77ª reunión de la Convención General en julio de 2012 que declinaría adoptar el Pacto Anglicano "en su forma actual". La información de ENS sobre esa decisión se encuentra aquí.

Una lista resumida de las resoluciones aprobadas por el Consejo en su reunión pueden hallarse aquí.

El Consejo Ejecutivo lleva a cabo los programas y políticas adoptados por la Convención General, según el Canon 1.4 (a)(a). El Consejo está compuesto de 38 miembros, 20 de los cuales (cuatro obispos, cuatro presbíteros o diáconos y 12 laicos) son elegidos por la Convención General y 18 ( un clérigo y un laico por cada provincia) son elegidos por los sínodos provinciales por períodos de seis años. A estos se suman el(la) obispo/a primado/a y el(la) presidente/a de la Cámara de Diputados.

In English

-- La Rda. Mary Frances Schjonberg es editora y reportera de Episcopal News Service. Traducido por Vicente Echerri.

Search

Copyright © 2011 Episcopal News Service